En el paquete de reformas que acompañan a la Ley de Ingresos del gobierno federal para el año 2017 viene un cambio  que me parece relevante comentar.

En la Ley del Impuesto Sobre la Renta se propone crear régimen especial para las Personas Morales. Esta reforma propone un tratamiento especial para Personas morales, es decir, Sociedades, pero solo para aquellas que estén integradas por personas físicas que no sean socios de otras sociedades o Asociación en  Participación y que en al año anterior, es decir 2016, no hubieran acumulado ingresos superiores a cinco millones de pesos.

El beneficio consiste básicamente en que sus ingresos se acumularan hasta que los cobren, a diferencia de como lo hacen actualmente las personas morales empresariales, que es cuando  emiten una factura,  entregan el bien, o prestan el servicio  de que se trate. Por otro lado,  podrán deducir de sus ingresos los gastos, inversiones y costos  pagados. Esto incluye a las compras de mercancías. Con lo cual dejarían de aplicar como deducción el costo de lo vendido.

Esta reforma se alinea con la entrada en plena operación de la nueva sociedad mercantil  SAS (Sociedad por Acciones Simplificada). Las cuales son Sociedades que pueden estar integradas desde un solo socio y no es necesario constituirlas ante un notario público, sólo haciendo un trámite vía electrónica ante la secretaría de Economía.

Las cosas se siguen moviendo en el entorno nacional de  negocios. ¿Para bien? No sé, el hecho es que se está moviendo y es bueno estar pendiente de estos cambios y su efecto en nuestras empresas.

Menú Principal