positive

He comentado en algunos foros que hoy hay una oleada de impulso a los emprendedores orquestada por el gobierno federal. Varios jóvenes se ven influenciados por la gran difusión de las empresas tecnológicas de EU y su gran éxito económico. Estos jóvenes tratan de imitar ese éxito localmente. Sin embargo se les presenta muy complicado. Nadie les ha explicado que simple y llanamente no hay mercado financiero para las startup tecnológicas y de cualquier tipo, ni para emprendedores.  EU y México son economías muy diferentes.

Sin embargo, hay un nicho muy interesante e importante para estos emprendedores hacia donde, sugiero, deberían estar volteando la cabeza.

Y no se trata de realizar las grandes innovaciones. Se trata de la “sustitución de modelos de negocio”.  Esto quiere decir, en pocas palabras, que hoy hay  negocios ya establecidos y reconocidos que siguen  en el mercado todavía  simplemente porque no hay quién les haga competencia. Aun cuando su calidad e ineficiencias son evidentes.

Aquí podemos citar desde taquerías, tortillerías, panaderías, zapaterías, reparadoras de calzado, restaurantes, tintorerías, tiendas de ropa, torterías, fondas,  hasta  hoteles, franquicias y servicios públicos.  Es decir, la mayoría de la actual oferta de estos productos y servicios es de una calidad y forma que se desarrolló en una economía cerrada de antes de los años noventa. Basada en usos y costumbres.

La “sustitución de modelos de negocios” se refiere a tomar cualquiera de los oferentes de los productos y servicios antes citados y hacer una revisión  profunda de cómo hace las cosas actualmente, con la intención de  replantear cómo sería más rentable y eficiente hacerlas,  con mayor calidad y valor agregado para el cliente. El emprendedor con esta información puede entonces crear una nueva empresa apuntada a  los requerimientos actuales del mercado.

Esta forma de innovar es más factible ya que se atienden  mercados que ya existen y que están sub atendidos.

El sector del consumo presenta grandes oportunidades para innovar y crear nuevas empresas de alta rentabilidad.

En este caso,  el éxito no está en el “qué” sino en el “cómo”.

Prial_footer

Menú Principal