leader-blue4-1940x900_29456

El liderazgo es un término complejo de definir al igual que las razones, motivos y circunstancias por las cuales y en las cuales se da.  Pero que en el entorno actual de  negocios tiene ya varios puntos en contra tratar de ser un líder.

En el siglo XX, desde niños escuchamos y aprendimos la expresión  “todos somos iguales”,  y en México, a finales de aquel siglo, con la apertura económica se hizo cada vez más frecuente escuchar en las escuelas de negocios y administración la palabra “liderazgo” el cual nos invitaba a sobresalir, destacar de la masa de “iguales”.

En este  siglo XXI de acelerados cambios en las comunicaciones, el manejo de información y en general  en la forma en que hacemos las cosas, hablar de liderazgo es infructuoso,  fuera de sitio.

Así es por una simple razón. Al hablar de liderazgo, o citar las palabras tan repetidas en la misión y visión de una gran cantidad de empresas  “Ser líderes de…”,  estamos reconociendo ser parte de una masa de iguales  que tienen que competir para sobrevivir, y eso ha demostrado ser fatal para los negocios pues el competir desgasta, consume recursos y minimiza las ganancias.

Se suele hablar de liderazgo, competencia  e innovación al mismo tiempo, sin embargo,  estos conceptos  en algún punto son contradictorios.

Por otro lado, promover SER UNICO en los negocios  es reconocer que cada uno tiene características y formas de hacer las cosas que lo hacen ya único de origen. Y ello   invitará a resaltar nuestra  unicidad respecto de los demás oferentes en un mercado.

En los negocios debemos de buscar ser únicos y no ser líderes de una competencia. El proceso de unicidad nos llevará a la innovación, a la eficiencia en el uso de recursos y al incremento de las ganancias.

  • Innovación/ creación
  • Eficiencia en los procesos y uso de recursos
  • Incrementar las ganancias

Innovación/creación

Tomar al proceso de innovación como una actividad pilar fundamental tan relevante y rutinaria como las actividades de ventas, compras o logística por mencionar algunas. La premisa  es crear y darle más valor de uso al cliente por el dinero que nos paga.

Eficiencia en los procesos y uso de recursos

Nuestros procesos y uso de recursos deben estar enfocados a incrementar la percepción de  valor para  nuestro  cliente y a la reducción constante de costos y gastos. Siempre perseguir y lograr hacer más con menos.

Incrementar ganancias

La constante búsqueda de darle más valor de uso a nuestro cliente y la reducción sistemática de costos y gastos lleva como consecuencia el incremento constante de las ganancias. La  Innovación en el mercado y la eficiencia interna tienen  un papel fundamental en el juego de la oferta y la demanda para obtener mayores márgenes de ganancia.

Hoy en los negocios,  en lugar  de  hablar de “ser líderes de tal o cual cosa”  podemos  afirmar

“ser únicos”.

Acentuar la  unicidad de cada uno de los que participamos en un mercado propicia la liberación de nuestra  capacidad para crear e innovar, lo cual  hace evolucionar a las sociedades.

Prial_footer

Menú Principal