caminar_con_deportivas-1024x682

En mi experiencia cuando una empresa decide crecer es común que este proceso se inicie con dos intenciones:

  • Incrementar las ventas
  • Incrementar la infraestructura

Y es frecuente  que este crecimiento tenga como consecuencia el “efecto buñuelo”: entre más se estira la masa, van apareciendo huecos más grandes cada vez.

Esto se debe a que antes de crecer hay que entender cuál es el fin mismo de los negocios y  lo que una empresa  es:

Sistema que genera rentabilidad, riqueza y valor de mercado”.

De acuerdo al TRIZ (Teoría para resolver problemas de inventiva) la primera etapa de evolución de un sistema es “completar las partes de un sistema”, es decir, un sistema para serlo debe de contar con los siguientes elementos:

  • Motor: transforma energía en movimiento.
  • Órgano de Transmisión: transmite la energía al órgano de trabajo.
  • Órgano de trabajo: ejecuta el fin para el cual fue diseñado el sistema.
  • Órgano de control: controla el sistema para que logre el fin deseado de una forma adecuada.

En una empresa el motor es representado por la persona o personas con cuya motivación interna, es decir una idea, ponen en movimiento a un equipo de trabajo y recursos para lograr un objetivo (económico): el empresario.

El órgano de transmisión inicia con la adecuada declaración de una misión y visión, principios y valores, planes, políticas, organización, compensación, procesos y procedimientos que indiquen al órgano de trabajo el objetivo que se persigue y  la forma adecuada de lograrlo. Las funciones de la junta de socios y consejo de administración son fundamentales.

El órgano de trabajo es el conjunto de personas y elementos materiales (equipos, máquinas y herramientas) que elaboran y entregan al mercado lo que la empresa ofrece: producto/servicio.

Finalmente el órgano de control es el conjunto de indicadores de desempeño financiero y operativo, por persona, por departamento y de le empresa en general. Planes y presupuestos; estadísticas financieras: compras, ventas, costos, clientes, cobranza, flujos de efectivo; estados financieros, etc. Aquí son de gran relevancia las funciones  del consejo de administración,    las de contabilidad y finanzas  y de recursos humanos.

Tratar de hacer crecer una empresa sin antes consolidar  estos 4 elementos básicos es tarea ineficiente e ineficaz.

Prial_footer

Menú Principal